Tutorial: aprendé a obtener teléfono y dirección de tu celebrity web preferida (Crónica de lo que me perdí)

febrero 17, 2009 at 11:06 am (Inadaptado social, Opinión y drogas blandas, Si Evita viviera sería bloguera) (, , )

A poco de irme de vacaciones, ese día por la mañana, me conecté a Internet. Recuerdo que mi mujer me dijo algo así como: “no podés ser tan pelotudo, estoy preparando los bolsos y vos…”. En realidad quería irme con una última ojeada a mis blogs de cabecera y, sintetizando, me reí con este post de Omar, que en los comentarios se había disparado para otro lado, alguien, un tal ‘Kontrol’, había puesto el teléfono y las direcciones de Quintín. Más abajo, otro comentarista, ‘Pedro’, esbozaba una tesis arriesgada: que había un bando anti quintinesco, que se nutría del odio para ser “forever young” (je, je). Fui a la lectora para ver las reactions, suponiendo la polvareda (sabido es que todos leen a el Fantasma pero no lo pueden decir) y allí se hablaba de “apriete K” y cosas por el estilo. Kontrol estaba haciendo de las suyas pero depués lo borraron. Mmmm, el aire estaba enrarecido…y se cortaba con un cuchillo, je, je.

Me fui intuyendo bardo y pensando que yo, miembro de la banda anti Q, me lo iba a perder!. Puse cuarta y arranqué.

Por ahí lo que te cuento es muy tonto u obvio, o ya lo saben todos, pero ¿cómo hizo ‘Kontrol’ para conseguir esos teléfonos? Lo primero que se me ocurrió es que se trataba de un hacker que con algún “truco de magia” los robó y expuso, publicó esa “vulnerabilidad”. En segundo término, esbocé una opción más realista y menos paranoica: el entorno, de ahí salió, ex amigos, ex colaboradores del sitio san clementino, enemigos despechados  -se los conoce-  llenos de odio y deseos de venganza, bien podrían ser ese tal “Kontrol”. Eran ideas, nada más, mientras manejaba por las rutas argentinas escuchando: “Yo quiero ser pendejo” de Los Auntenticos Decadentes.

La pasé rebién en Claromecó, sin blogs, sin internet. Ya de regreso, revisité el ahora polémico post, y encontré que habían dejado muchos comentarios en contra de Omar, incluso groserías de alto tono. Otros, como Gus Nielsen, le pedían que borrara los famosos teléfonos. Y él así lo hizo. En lo personal, considero que nunca hubiera escrito un comentario con datos privados de alguien, tel, celulares, direcciones, etc. Si creo que en la web, en cierto circuito de blogs, se puede militar, con humor, herramienta letal, en el anti quintinismo. Se trata como mínimo de un periodista editorialista de derecha que se la pasa bajando línea. Un Neo Neustand wuebero.

¿Pero cómo hizo ‘Kontrol’ para conseguir esos datos? Seguía intrigado. Recordé de tiempo atrás, leer que un tal Lucas Carrasco había borrado el blog porque la gente del campo lo llamaba para insultarlo, romperle las bolas, amenazarlo. Recordé también que según él, el fono lo habían obtenido consultando el sitio público institucional nic.ar. Entonces, voilá!!, de ahí podía haber salido el dato. Y este es el fin del tutorial.

Pero no lo quiero terminar sin algunas reflexiones. Que no da, no da, en eso estamos de acuerdo, ok, pero, ¿se trata de “un apriete K”?, ¿complejo hack intimidatorio?. Sobre la responsabilidad que un salame reclama a Omar, te digo algo: proviene de un copy paste, la info cuelga publicada en una web institucional que quisás ahora acusen de kirchnerista (¿Moreno en nic.ar?). Moraleja, de onda y para todos: cuidado con los datos en internet. O discutamos porqué nic.ar los expone, quisás exista alguna razón legal, no se. Por último, un chiste: Q, como buen clase mediero, tiene los bienes a nombre de su mujer, je, je. Y para cerrar, le comento a un amigo de sistemas todo este tema y me dice que a veces el: ” Contrataciones al xxxx-xxxx” se te puede venir en contra.

La otra pregunta que uno puede hacerse es porqué alguien publicaría esos datos en un comentario para que sea leído por miles de personas, ¿para qué? ¿por qué tanta maldad?

Cambiando de tema, me doy la bienvenida a la blogósfera y cito algo que bastante tiempo atrás, un maestro escribió por ahí, decía más o menos así: “…..sembró viento a lo bobo y ahora cosecha tempestades…la angustia corroe el alma…”

Anuncios

9 comentarios

  1. Paranoia de patas cortas « el fantasma said,

    […] Paranoia de patas cortas Me trataron de buchón, insultaron, amenazaron. Todo porque estuve de vacaciones y alguien dejó los datos del dúo Quíntin-Flavia de la Fuente en un comentario de este blog, cosa que estuvo ahí tirada hasta que retomé las tareas blogeriles. Ahora, si quieren recordar dónde están ellos, llamarlos, decirles que sean así como son por toda la eternidad… Vayan a nic.ar y pongan arriba lalectoraprovisoria y tecleen buscar. ¿Ven? El ego mata hasta por la espalda. ¿Quién notó que toda la campaña orquestada en contra del dúo dinámico era una burbuja mediática? Sí, acertaron, nuestro inefable Comentarist@nonimo. […]

  2. cerriwden said,

    Flor de quilombo.
    Menos mal que se solucionó.

  3. nonimo said,

    Cuando vi esos teléfonos primero sonreí, pero luego sentí cierto escozor en el sentido de que no me hubiera gustado que me lo hagan a mí. Después se disparó la paranoia: hay quien te roba datos privados.
    Sin perjucio de que ese Kontrol sea un hacker de la ostia, lo que quiero remarcar es que los datos la mayoría de las veces provienen de nosotros mismos, fijate el debate sobre facebook. También está el hecho de que nic.ar los expone.
    Este post fue leido o visto por mucha gente, record, mayoritariamente proveniente del linkeo de El Fantasma. Sin embargo hay silencio stampa, radial, aquí, allá y en todas partes.
    ¿Qué loco no? Pero como siempre dice mi amiga Little wing, a quién carajo le importa.

    Saludos

  4. nonimo said,

    Y la otra patita: que tampoco se ofendan tanto ególatras que se exponen hasta el hartazgo, “Contrataciones al…” vivientes, provocadores por marketing, talibanes del nombre, apellido y firma, fiscales del “da la cara”.
    Si la radicalización de una identidad web anónima es el troll, el extremo de alguien con firma es: “con firma, dirección y teléfono”, je, je. Tomá, comentá, escribime, llamame y venime a visitar.

    Tomá pa vo.

  5. OmarG said,

    Cierto comentario en mi blog (próximo al hecho, o por ahí nomás), refería a el tiempo que desperdicia tanta gente en ocuparse del otro en vez de leer, escribir, o hacer algo por sí y para sí. Se preguntaba el comentarista, ¿son todos ñoquis? Y… tengo mis dudas. Pero también es la energía puesta en juego para la revancha (sí, revancha) por construir un yo mejorado, ilusorio, algo como un avatar conceptual o profiláctico intelectual que de la sensación de poder ilimitado a quien lo usa, por encima de la herencia genética o de la imposición religiosa del destino. El sexo virtual, por ejemplo, sería la síntesis de la frustración de todos esos posibles. La capa de pintura ególatra, como paralelo, representaría la imposibilidad de alcanzar ese ego ideal, propio, misógino, invaginado, viviéndolo como una frustración constante. Dejando el lenguaje de lado, Facebook es la escolarización de tales construcciones ideales. Mientras que fotolog, su síntesis primitiva, casi pintura rupestre del intelecto ajeno.
    El que pierde el tiempo mintiéndose, antes, mucho antes, ya estaba perdido.

  6. Pepe Palermo said,

    Este muchacho es la continuación del quintinismo por otros medios, je, je.

    Acabo de leer. Mas allá de que podés no hacerlo ¿cómo explicarías cuando menos tu comentario hacia este “muchacho”:

    “Este muchacho es la continuación del quintinismo por otros medios, je, je.”

    Agredir al divino botón no es lo mío. Mi “intrusión” fue

    “Que tipos valientes los que tras un alias escriben guarangadas”

    Luego siguió toda una serie de comentarios que los leíste y solo se te ocurrió lo trascripto. Ni siquiera estoy molesto porque es mayor mi sorpresa.

    Quizás puedas (no un tutorial) pero si argumentar algo. Si no, vale, está con que te enteres que soy (es anticuado) una persona que se cuida de proceder adecuadamente, aún en forma anónima.

  7. OmarG said,

    Mi comentario anterior no se refería al tal Pepe Palermo que, evidentemente, cree que todo se refiere a él (o cree que puede imponer agenda, seguir su discurso). Pero si es feliz así, que lo sea, carece de importancia y no pienso gastar teclas en él.

  8. comentaristanonimo said,

    Sí, está bien.
    Confieso que fui yo quien escribió ese comentario. Al fin y al cabo, encontré “la horma de mi zapato”, tuve un poco de “mi propia medicina”, a cada “santo le llega su San Martín”, todo “el que tiene culo se caga”. No debí usar mi nombre verdadero, tendría que haberlo hecho bajo algún seudónimo, no se, María de las Mercedes Caloceiro, el nombre de mi tía política, o Gisell Romero Urtubia, la chica que comercializa chipá en Puente Alsina. Seguramente me descubriste porque rastreaste la ip junto a tus amiguitos de llp; o quisás “te cortaste solo”, “te mandaste de frente manteca” y utilizaste un método casero pero no menos sofisticado: que tal un botón derecho sobre el link de mi nombre y luego un copy paste en algún navegador…,ála: “https://comentaristanonimo.wordpress.com”, el resto, el resto es historia conocida señores. Pero os advierto algo Sir Lancelot, Robin Hood jamás será tuyo porque es mío, mío, mío.
    Y sin embargo, ¿qué te hace creer que cuando escribí “este muchacho” me estaba refiriendo a vos?

  9. Malkojoski said,

    muchachos, en algo le tienen q dar la derecha a Q, nunca le dio bolilllla al naboleti este

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: