Comentarista y comentario, potencia y tánatos (nonimas blogueras)

febrero 15, 2008 at 1:15 am (Blogs and Blooks, En autos, Fuera de joda boló, Informática y Rock, Opinión y drogas blandas, Si Evita viviera sería bloguera)

No fue hace mucho que empecé a navegar por los blogs, si mal no recuerdo julio 2007. Tengo tres meses de lector-comentarista y algo más de blogger, es decir, de mediados de octubre para acá ascendí a blogger-lector-comentarista.
Gran parte de lo que se denomina “revolucionario” relativo al blog, viene de la posibilidad de dejar espontáneamente un comentario debajo de lo que uno lee o mira, admira. Sin esta posibilidad no habría weblog 2.00 (que me corrija Maguila), sino páginas estáticas, y la posibilidad de comunicarse con el creador, más tardía, privada, por mail, si la hubiere. Como mínimo es así, el comentario excede el mero hecho de querer comunicarse con “el dueño”, creo que el comentario se expone también como una mini obra enriqueciendo la del autor, el post, complementándolo, realzándolo, objetándolo, denigrándolo, desafiándolo, cuestionándolo, intentando destruírlo, y muchas “ándolos” más, consumiendo cierta materia prima en común con el blogger-artista: las mismas reglas de la exposición gráfica y la valoración del producido. Y todo en el marco del just in time. Y lo que digo incluye a los insultos o al troll.
Hay blogs que no admiten los comentarios, hay otros que los filtran, hay otros que los promueven. Hay blogs de artistas sabios, geniales, que inspiran tanto respeto que el comentario intenta imitarlos, hay otros que como dijo una vez el fantasma siembran viento a lo bobo y cosechan tempestades.
Unos cuantos meses atrás, un amigo de la casa, Guillermo Ortiz de Suarez, escribió en el blog de Omar, en el contexto de un suceso bloguero, bajo el seudónimo de unicornio-duplete-tricota, toda una sarta de pavadas de la cuales un partecita resultó ser profética:

“…Puede un joven escritor dejar de escribir por los comentarios en su blog (les dejo un argumento para una novela). Antes que eso seguro abandonará el blog, o se volverá más tolerante. Porque nadie obliga a estar en el blog. Pero, la relación “el que sabe”, “el artista” y público dentro de los blogs está cambiando lentamente…”
Ese joven escritor de la referencia hace poco escribió el porqué de la desición de cerrar efectivamente su blog (sin perjucio de pueda arrepentirse mañana, o que no sea cierto):
“…Y ahora me doy cuenta por qué esté blog se agotó.No se trata del ingenio o la inspiración. Todos podemos exprimirnos la cabeza un poco más, para sacarle algo más, siempre. El problema es otro. Tengo muchas visitas. La mayoría entran, ven una foto, leen algo y chau. A otro cosa. También están los amigos que saludan. Los que hacen algún comentario gracioso o pasan un dato. Todo bien. Pero después nunca falta el que tiene que agredir, insultar, estar en desacuerdo con violencia. Eso me inhibe un poco. Sé que no debería ser así pero, bueno, es así….”
Cuatro cosas para concluir: una: no celebro el cierre de ningún blog, más bien me apena; dos: jamás dejé un insulto en ningún blog, no hace falta, creo que más subversivo es el discurso de un loco. Tres: no linkeo algunos blog, quizás sea un error, quizás Croce tenga razón, pero es sasí de rico. Cuatro: cuando se escriba la historia, sociología o lo que sea de los blogs, sin duda debe tener como minimo dos tomos, uno de los post, otro de los comentarios. Post más comentario es blog.

A propósito, hoy recibí mi primer comentario “crítico”. Bievenida Ana. La familia se agranda, estas cosas pasan. Mi desición con respecto a los comentarios es publicar todos menos el spam. Mi decisión es no dejar de ser nunca el comentarist@nonimo, todo comentarista es mi par, diga lo que diga. Ahora bien, yo sigo teniendo boca, y el que tiene boca se equivoca y el que no se calla la boca.

Anuncios

4 comentarios

  1. Maguila said,

    Insisto, el fenómeno hacia el que debe dirigirse el debate no es el blog, es la tecnología WEB 2.0, la diferencia con lo que podría llamarse WEB 1.0 es, como bien decís, la participación del lector, del anónimo, del navegante en cualquier discusión, en YouTube subiendo videos, en Flickr subiendo fotos, en las wikis colaborando con la divulgación del conocimiento, en los foros con lo que se llama “trends” y obviamente en los blogs con los comentarios. Los comentarios no sólo enriquecen el contenido, son parte inseparable e ineludible del blog. De esto hay que ser consiente antes de abrir el blog, saber a qué se atiene uno, si un joven escritor deja de escribir por un comentario negativo en su blog, el joven, además de escritor, es un pusilánime. Todo el tiempo se habla mal de nosotros, a nuestras espaldas la mayoría de las veces, aceptar que no todos nos quieren, que muchos son acérrimos opositores a nuestras ideas es algo que podemos elegir o no aceptar. Si estamos dispuestos a exponernos, a ver que tienen para decir quienes no comparten nuestra visión de la realidad, entonces podemos abrir un blog. Pero la soberbia de expresar ideas, hipótesis, conceptos, y visiones soslayando las reacciones que éstos generan o aceptando parcialmente las opiniones es más de un medio tradicional, de periodista frustrado de Clarín o Nación, exponer las ideas como verdades absolutas sin admitir la posibilidad de réplica es de mediocre, igual que filtrar los comentarios. Lo mismo pasa cuando la arrogancia llega al punto de ignorar que ésto se trata de redes y no poner ningún link “porque no todos son tan buenos que merezca la pena recomendarlos” (como respondió el imbécil de quintín en su proyecto de página pedorra LA CIEGA PROMISCUA como le dice Omar) eso no es blog, es una página un periódico electrónico, un web-site de editoriales, pero no es un blog.
    Personalmente borro cuando la puteada es gratuita, cuando no responde al tema que estoy tocando (y eso que hago referencia a muchas boludeces), o el spam, pero de algo estoy seguro, para tener un blog en serio, hay que tener huevos para bancarse que te contradigan, que te puteen o que, como muchas veces pasa, te abran la cabeza.
    Que la mayoría entre vea una foto y se vaya es lo normal, hagan la prueba, pongan Google analitycs, los resultados en mi estadística es que solamente el 12% de las visitas son gente que vuelve una y otra vez, el resto son visitantes que llegan de pedo a ver un tema, a bajare Ciao Verona, a ver una foto y no vuelven más. La visita promedio de ese 88% es de menos de un minuto, el que agrede o insulta es parte y está bien, a veces son ingeniosos, otras veces vulgares, pero hay veces en las que incluso las puteadas generan ideas que luego usamos para postear.
    Repito, lo que digo es aplicable a todo, You Tube permite comentarios, Flickr también, el blog es sólo una parte. Web 2.0 no es para pusilánimes.

  2. Maguila said,

    Uh, ahora leo todo lo que escribí y me fuí al carajo, muy largo, bueno resumo aquí:
    WEB 2.0 NO ES PARA PUSILANIMES (por eso, quintín, mejor abrí una escuela de árbitros)

  3. OmarG said,

    Si me permiten, con todo respeto, creo que exageran un poco al tomar algunos incidentes de mi pobre carrera blogeril. Es más, me molesta ser ejemplo, malo, bueno, de cualquier tipo. Tal vez eso sea lo jodido del blog, que se gesta una memoria, un estilo, y medra por ahí, por fuera del yo. En síntesis, se me escapó el discurso, se fue de joda.
    Magui: comentaristas y blogers, en discusión constante con los medios en internet, configuran la Blogosfera 3.0. Ahí se generó un magma, cierta ebullición. Y ese es el campo de batalla, por ahora. Por ahí en el futuro el campo de Marte sea una cama redonda, con Porretti distribuyendo faso a diestra y siniestra.

  4. nonimo said,

    Magui, entiendo que la web 2.00 abarca un montón de formatos, ahora bien, entonces, segmentemos: los blogs de la web 2.00 son…., je,je. Buenísimo, tus comentarios siempre ponen la pelota contra el piso.

    Omar, aceptá que sos un referente, que es mejor que ser un referí. Y compartamos al menos la ley que dice que el apellido te condiciona. Yo pensé que Porretti era un personaje de Peña.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: